Te lo dedico Pastor

Hace mucho que no escribía un blog y bueno por estos “tiempos algo locos” estoy dedicado a compromisos 100% de la iglesia y de este “nuevo normal” en el cual el formato está llegando casa a casa a través de iglesia en línea. Debido a esto he sostenido conversaciones a lo largo y ancho del…

Creyentes de azúcar

“Lo correcto es correcto aunque todos lo condenen; y lo incorrecto es incorrecto aunque todos lo aprueben” Es impresionante el giro drástico que ha dado nuestra sociedad. La verdad no me sorprende pues la biblia lo señala y lo advierte. Lo realmente sorprendente es el cambio de valores y moral que ha diluido el cristianismo…

El Amor, 3 mitos peligrosos

Quiero iniciar contando que provengo de la generación que jugaba a la botellita (La verdad o se atreve), venados y cazadores, semáforo, el infaltable papá y mamá y muy seguramente otros tantos juegos que un centennial no sabría de qué hablamos. A esto sumarle que escribíamos cartas a puño y letra, acompañado de una credencial…

Los tatuajes que duelen

“Hay gente más preocupada por las marcas en la piel. Que por las marcas en el alma”   En un sistema lleno de prejuiciosos y de extremas opiniones me asalta la inquietud del por qué a la gente le es más fácil cuestionar al otro por aspectos superficiales del cuerpo que por asuntos eternos del…

Dios no existe… El diablo ¡Sí!

…Todos los groseros a bailar encima de lava volcánica, súbele el volumen a la música satánica, vamos a quemarnos en el fuego con el diablo, residente máximo exponente del pecado… (Fragmento de canción El tango del pecado de calle 13) La anterior canción fue vetada de algunos países e incluso algunas ciudades de nuestro País…

Pastores que no parecen pastores.

No apto para religiosos. Quizás este título te suene controversial pero permíteme expresar algunas cosas que me llaman la atención. En una sociedad bastante superficial y enfocada en las apariencias, me voy a permitir manifestar dos cosas que me asombran en nuestra cultura y que requieren toda nuestra atención. Por un lado veo como el…